Quiero que escape del mundo conmigo, vámonos a marte lejos del ruido y cerca del arte, despertar escuchando su voz y dormir en el salón de un corazón que no se parte, quiero que viva sin televisor, a la deriva de mil temas de conversación.. Vivir con el sin reglas sin prisas.. quiero una botella entera llena de sonrisas, quiero ver amor en cada gesto y que acabemos el partido con el juego perfecto, sobrevivir a los tópicos muertos, hacer esquí en cada curva del cuerpo y que podamos decir que el mundo sigue siendo nuestro, sin tener que definir ninguna imagen al resto, quiero su voz y sus enfados molestos, no tienen importancia cuando fluyen por defecto, el afecto el respeto y el trato es honesto, cierra los ojos y deja el corazón abierto.

No hay comentarios: