Nadie, nunca nadie, nadie excepto tú,
puede enviarme hacia el espacio y devolverme hacia su cama.
Y en las horas más oscuras me harás levitar,
en descuidos crearemos universos . . 

                                             

No hay comentarios: